Víctor Hugo va a fiesta y termina enterrado vivo como parte de una ofrenda

Víctor Hugo

Víctor Hugo

Compártelo con tus amigos

Hombre va a fiesta y termina enterrado vivo como parte de una ofrenda

Víctor Hugo Mica Álvarez asegura que habían aprovechado su estado de ebriedad para que lo utilicen como ofrenda a la Pachamama y relató cómo logró salir con vida.

Lo que expresa Víctor Hugo Mica Álvarez parece sacado de la película de ficción. El hombre de 30 años ha denunciado que concurrió a una fiesta por la Pachamama en Bolivia y se había despertado enterrado dentro de un ataúd.

[anuncio_b30 id=1] [anuncio_b30 id=6]



Testimonio

De acuerdo con su testimonio publicado por el diario boliviano Página Siete, luego de beber alcohol con un amigo y quedar inconsciente. Víctor Hugo Mica Álvarez había despertado al interior de un cajón y cubierto de tierra, en un lote baldío ubicado en la localidad de Achacachi.

Él ha denunciado que lo quisieron usar como “sullu”, lo que quiere decir, como un artículo de ofrenda a la Pachamama.

“Anoche era la pre entrada (de Villa Victoria), hemos ido a bailar, yo soy guía, y ya no me acuerdo. Lo único que recuerdo es que pensé que estaba en mi cama y me he levantado para ir a orinar, y ya no he podido moverme más, y cuando he empujado el ataúd apenas he roto el vidrio y por el vidrio ha empezado a entrar tierra y así he logrado salir. Me han enterrado”, expresó Víctor Hugo Mica Álvarez.

Perdida del conocimiento

El hombre es bailarín de una fraternidad de tobas y relató que después de haber participado en la pre entrada de Villa Victoria, se encontró con un amigo, quien lo había invitado a unas cervezas. Luego de ello había perdido el conocimiento.

Víctor Hugo expresó que en la zona había una infraestructura a medio construir, es por ello que asume que lo quisieron usar como ofrenda. “Me han querido meter de sullu”, expresó.

Cuando había logrado escapar, pidió ayuda a un joven, quien lo llevó a una estación policial. Sin embargo, ahí no recibió la ayuda que esperaba y ahora pide que el caso sea esclarecido. Los agentes no quisieron recibir la denuncia ya que el joven aún se encontraba en estado de ebriedad.

“He roto el vidrio, toda mi mano me he lastimado, apenas he salido. En Achacachi. Pero fui a la policía y me dijeron que estoy en estado de ebriedad. ‘Vas a venir sano’, me dijeron”, indicó el hombre.

 También puedes leer:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.